El còdega CERRAR

Venecia era una ciudad muy poco iluminada, y por sus calles las únicas luces eran los "cesendeli", velas encendidas delante a las numerosas imágenes sagradas en las paredes.

Por causa del crecimiento del número de agresiones, sobre el 1450 se promulgó una ley que obligaba al uso de linternas para todos lo que iban por las calles después del ocaso.

Nace así la figura del "codega", una especie de acompañante nocturno que, tras recibir una propina , linterna en mano, guiaba hasta sus casas a los nobles y ricos al regresar del algún espectáculo o fiesta.

Tal nombre proviene del griego "odegos" (guía) . También, en épocas más recientes ,"codega" era el apodo del botones encargado de recoger a los clientes con paraguas en mano cuando llovía o de acompañar a casa a las señoritas después de salir del cine.